Rute corona a su Patrona

  • Más de dos mil personas asisten a la coronación canónica de la Virgen del Carmen en una misa pontifical retransmitida por los medios locales a todo el mundo

Momento en que el obispo Demetrio Fernández corona a la Virgen del Carmen

Galería   

Esta vez no es un titular ni una tendencia para las redes sociales, sino una realidad. El 28 de julio de 2018 ya forma parte de la historia cofrade de Rute. El sueño que un grupo de personas gestó en febrero de 2014 se materializaba pasadas las nueve y media de la noche. A esa hora, el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, coronaba canónicamente a la Virgen del Carmen. No sólo era el final del camino emprendido hace cuatro años y medio. Mucho ha trabajado para ello la comisión pro-coronación canónica presidida por Dolores López, flanqueada por el vicepresidente Rafael Garrido y el secretario Jesús Manuel Redondo. No han estado solos. Para trazar el plan pastoral han contado con el respaldo de la archicofradía que preside Leopoldo Jiménez, con la coordinación añadida del delegado episcopal Manuel María Hinojosa Petit.

Con la coronación se ponía, pues, el colofón en una jornada especial para un número de personas difícilmente cuantificable. Sólo en el Paseo Francisco Salto había más de dos mil. A esa altura de la calle Juan Carlos I se había habilitado la plataforma para la misa pontifical presidida por el obispo junto a una treintena de representantes eclesiásticos. Entre otros, estaban el propio delegado episcopal, el vicario de la Campiña, David Aguilera, o el prior del Convento Carmelita del Santo Ángel de Sevilla, Juan Dobado Fernández. A ellos se sumaron los actuales párrocos locales, Carmelo Santana y Juan Carrasco, que es además consiliario de la archicofradía y arcipreste de Cabra-Lucena-Rute. Y en un día tan importante, volvieron “a casa” sacerdotes que en su día ejercieron aquí su ministerio, como David Ruiz, Aurelio Partera o Ramón Martínez.

La plataforma daba asimismo cabida a la Coral Polifónica Bel Canto de Rute, la Coral Cantoría de Jaén y la Orquesta Ciudad de Priego. Para no perder detalle cuatro pantallas recogían el evento que pudo verse en la emisión conjunta de Radio Rute y Tele Rute en sus portales web y sus canales de YouTube. En vivo o desde casa, miles de personas siguieron un acto que arrancaba a las siete de la tarde, con la llegada de las primeras hermandades a Santa Catalina. A las siete y media, la Patrona afrontaba el corto trayecto que la llevaría junto al paseo. Fue apenas media hora, en la que se contó con el acompañamiento de quienes desde hace décadas han puesto banda sonora al sentimiento carmelitano, los Hermanos de la Aurora.

Entre el público que abarrotaba el paseo estaban los miembros de las distintas cofradías, autoridades civiles y militares. Entre las figuras destacadas, la Hija Predilecta de la Villa Ángeles Mora no se quiso perder un día tan especial. Tampoco faltaron los costaleros de la Virgen, así como reinas y damas de honor, hermanos mayores y pregoneros, de distintas épocas. Aunque ha sido pregonero en dos ocasiones, esta vez el magistrado Francisco de Paula Sánchez Zamorano estaba en su condición de presidente de la Audiencia Provincial de Córdoba. Otro letrado ruteño, Diego Juan Chacón Morales, consejero del Consejo General de la Abogacía Española y decano del Colegio de Abogados de Lucena, formaba parte de la representación judicial. Y en un lugar preferente, la familia Córdoba-Aguilera y la cofradía lucentina de la Virgen de Araceli, padrinos de la coronación. De hecho, los hermanos Javier y Anselmo Córdoba portaron la corona. Junto a ellos, también estaban Antonio González, Miguel Herrero y Ana Burguillos, responsables de los dos himnos compuestos, aparte de dos marchas, para este evento.

A nivel político, el alcalde de Rute y presidente de Diputación, el socialista Antonio Ruiz, encabezaba la lista de integrantes de los tres grupos de la Corporación municipal. En el plano provincial, estaba, por ejemplo, el alcalde de Lucena y presidente de la Mancomunidad, Juan Pérez, o la diputada popular María Jesús Botella. Por lo que se refiere al ámbito autonómico, asistieron el presidente del Parlamento Andaluz, Juan Pablo Durán; la consejera de Justicia e Interior, Rosa Aguilar; la parlamentaria María Jesús Serrano y la delegada de Gobierno de la Junta, Esther Ruiz.

Durante la pontifical, sonaron piezas de obras emblemáticas de la música sacra, como la “Misa de Coronación”, de Mozart, destacando como solista la soprano ruteña Verónica Molina. Las interpretaciones se intercalaron durante la eucaristía y la sentida homilía del obispo Demetrio Fernández. No pasó por alto que en un Estado aconfesional la presencia de autoridades “no está de más”. Partiendo del fragmento leído del Evangelio de la Anunciación, subrayó que la Virgen es reina “porque es la madre de Rey”. Por eso, apeló a unirse a Jesús “en un gesto de amor con su madre”. En esa línea, cree que coronarla es “un beso de amor de todos sus hijos”. Además, recordó que se había optado por restaurar una corona ya existente, “porque la mejor corona no es la más cara”. Al contrario, se ha querido ayudar a los pobres con la sede de Cáritas. En cuanto a la devoción de Rute por la Virgen del Carmen, confesó sentirse “honrado” de representar esa fe. El obispo concluyó sentenciando que un pueblo que tiene madre “es un pueblo que está salvado, sin madre estamos huérfanos, con madre somos hermanos”.

Tras la homilía, una lluvia de cohetes anunció que se había completado la coronación. Quedaba que el pueblo recibiera a su Patrona coronada, en una procesión extraordinaria. Fue un recorrido corto, por las calles céntricas, al que se incorporó la Banda Municipal en el acompañamiento musical, y que sirvió para poner broche, con el añadido del besamanos del domingo, a una jornada histórica para el ámbito cofrade.

Deja un comentario

Encuestas

¿Crees que la ampliación de Las Salinas arreglará la falta de suelo industrial en Rute?

Resultados

Loading ... Loading ...

Deja un comentario