Pedro Santiago Álvarez describe la corona de la Virgen del Carmen como una metáfora de la sociedad ruteña

  • En su pregón de coronación simbolizó las doce estrellas en otros tantos grupos de personas que han hecho historia en torno a la Patrona

El pregonero se ganó el aplauso con su original metáfora de la corona

Galería    Pregón extraordinario de la Coronación Canónica

Se esperaba con expectación el pregón de coronación de Pedro Santiago Álvarez. Se intuía que sería distinto a los del 14 de agosto, en plenas Fiestas Patronales. Llegaba un mes antes, a dos semanas de la coronación canónica de la Virgen del Carmen. Y aunque tuvo ingredientes de un pregón al uso, fue novedoso en otros aspectos. De conducir el acto se encargó Rafael Garrido, vicepresidente de la comisión pro-coronación canónica. Para abrir y cerrar la noche, Antonio González interpretó con su guitarra española la Salve Marinera y el Himno a la Virgen del Carmen de Rute compuesto por Pemán.

A estas peculiaridades, se une la vinculación del sacerdote desde niño con Rute y esta advocación. De padre gallego y madre ruteña, aquí tiene casa y viene a menudo. No defraudó. Fue un pregón nacido del corazón y centrado en el motivo que le ocupaba: la corona de la Virgen. En torno a sus doce estrellas, las que se citan en la Biblia, trazó una semblanza metafórica de la sociedad ruteña. Dedicó cada una a un colectivo que ha engrandecido la historia del pueblo en general y la devoción carmelitana en particular. Antes de subir al atril, fue presentado por el anterior presidente de la archicofradía, Francisco Caballero. Por encima de roles, son amigos desde hace más de treinta años. Por eso, confesó la dificultad de separar el perfil del sacerdote de su lado humano. Aun así, esbozó su trayectoria tanto de párroco como socorriendo a los más desfavorecidos.

A continuación, partiendo de la idea inicial como reflejo de todo un pueblo, Pedro Santiago Álvarez habló sucesivamente de las madres, los hombres trabajadores, los niños y jóvenes, los ancianos, los políticos, sacerdotes o médicos que trabajan por los demás, los Hermanos de la Aurora, los costaleros, la comisión de coronación, las cofradías de Pasión y Gloria de Rute, Cáritas, los enfermos y las asociaciones locales que se dedican a cuidarlos, y quienes han formado parte de la archicofradía. Sin embargo, recordó una decimotercera estrella, que aparece en la corona del Patronazgo. Esa estrella extra la dedicó a la gente que ha ensalzado históricamente a la Virgen.

El sacerdote no se dejó a nadie atrás: junto a muchos nombres propios y todos los colectivos mencionados, en sus palabras figuraron pregoneros, presidentes, reinas y damas, hermanos mayores… Fue el suyo un pregón centrado en personas, poniendo en primer  plano su labor desinteresada por transmitir esta devoción carmelitana. Y ahí residió, junto al protagonismo de la corona, su mayor toque de originalidad. Por todo ello, resumió que la corona que lleva la Patrona trasciende a su valor material. No es, dijo, “una corona de oro, sino de carne y hueso, llena del amor de todo un pueblo”.

“Música para tu Coronación”

Como colofón a la noche, tanto Pedro Santiago Álvarez como Francisco Caballero recibieron sendas placas de recuerdo. Pero los actos del fin de semana relacionados con la coronación canónica no acabaron ahí. Al día siguiente, también en Santa Catalina, se celebró el concierto “Música para tu Coronación”. Para ello se contó con la Banda Municipal, el coro del Conservatorio de Lucena y el Conjunto Coral San Sebastián, de Antequera. El concierto, conducido por Rafael Romero, se dividió en dos partes. En la primera, se recordaron las composiciones ya existentes en honor a la Patrona.

La segunda se centró en los cuatro estrenos creados para el evento del 28 de julio. Por un lado, hay dos marchas: “Coronación del Carmen” y “Stella Maris”, de Daniel Albarrán y José Antonio Sánchez, respectivamente. Por otro lado, hay dos himnos con sello local. El“Himno de Coronación del Carmen de Rute” ha sido compuesto en música y letra por Antonio González. El otro, “Himno a la Coronación de Nuestra Patrona”, comparte autoría, con música de Miguel Herrero y letra de Ana Burguillos.

Aunque desde su última salida extraordinaria la Patrona está en Santa Catalina y no se ha celebrado el tradicional besamanos, no han faltado los actos y cultos por su onomástica. Así, justo en la medianoche hubo disparo de cohetes para la salutación, para culminar la jornada con la solemne eucaristía oficiada por Joaquín Alberto Nieva y cantada por el Coro Parroquial de Iznájar.

Deja un comentario

Encuestas

¿Crees que la ampliación de Las Salinas arreglará la falta de suelo industrial en Rute?

Resultados

Loading ... Loading ...

Deja un comentario