Francisca Díaz, responsable de Papelería Selecta Ideal, lamenta el trato recibido por la Policía Local

  • El malestar se ha generado a raíz de las confusas publicaciones de la Junta de Andalucía respecto al límite de apertura de los establecimientos comerciales

Francisca Díaz en su establecimiento

Francisca Díaz, responsable de Papelería Selecta Ideal lamenta el trato recibido por la Policía Local de Rute

El comercio local y minorista ha sido uno de los sectores más afectados por las medidas de protección y seguridad de la Junta de Andalucía en el último mes. Debido a la incidencia de la covid-19, el Gobierno autonómico dictó una orden para que todos los negocios cerrasen a las seis de la tarde, a excepción de los considerados esenciales. Sin embargo, las publicaciones respecto a las restricciones horarias han generado confusión en algunos de estos negocios, como las librerías y papelerías. En el caso de Papelería Selecta Ideal, Francisca Díaz, ha manifestado que, desde los primeros momentos, y tras hacer “una consulta a sus asesores, asociaciones profesionales e incluso la Guardia Civil”, su negocio era considerado “actividad esencial”. Por tanto, entendía que no tenía por qué acogerse a las restricciones horarias establecidas en el BOJA del 8 de noviembre.

  • Según Francisca Díaz, la Policía ha optado por cerrar su negocio y no por ser flexible hasta aclarar las dudas

Con todo, el día 9 de noviembre, en torno a las seis de la tarde recibe la visita de la Policía Local, y se les insta a cerrar el establecimiento. Francisca Díaz no comprende la visita y expresa a los agentes que su negocio está considerado actividad esencial y puede estar abierto hasta las ocho. No obstante, los agentes insisten en que incumple la normativa y la obligan a cerrar. En esos días la información que ofrecen los medios de comunicación es contradictora. La propia consejera de Cultura de la Junta, Patricia Pozo, afirma que las librerías se consideran servicios esenciales. De hecho, la propia Francisca Díaz ha preguntado a otros compañeros y afirma que todas las librerías del sur de Córdoba y de otras provincias, como Almería o Sevilla, “estaban abiertas”.

Pese a esas declaraciones públicas, la Policía Local de Rute insiste en que se incumple con la normativa y no les queda más remedio que obligar a cerrar. Por su parte, la Federación Andaluza de Librerías emite un comunicado en el que admiten las confusiones generadas por el BOJA del 8 de noviembre. En su contenido los representantes de los libreros asumen que en ese BOJA las librerías no han sido consideradas como actividad esencial. No obstante, en vez de recurrir la normativa, optan por solidarizarse con el resto de comerciantes y se suman al cierre de sus negocios a las seis de la tarde.

Más tarde, las medidas dictadas por la Junta, anunciadas en el BOJA del 23 de noviembre, y que anulan las del 8 de noviembre, de nuevo vuelven a generar malestar y confusión. En este boletín se hace constar lo siguiente: “Se amplía el horario de actividad de los establecimientos comerciales minoristas para que puedan realizar la actividad de venta de productos de juguetería, de librería y papelería hasta las 20:00 horas, en el grado 1”. Por tanto, de nuevo, Francisca Díaz, entiende que puede abrir su establecimiento sin ningún problema. En su caso, sería por partida doble, pues también tienen licencia como juguetería.

Para su sorpresa, otra vez recibe la visita de la Policía Local, en torno a las siete del 24 de noviembre. Una vez más, se les insta a cerrar el negocio, en base a las disposiciones recogidas en la normativa. En estos momentos, Díaz asegura no entender nada. Considera que lo único que ha hecho es acatar la normativa y aun así se ha sentido “acosada y perseguida” por los agentes locales. Ante tanta confusión, optó por consultar directamente a los servicios de información de la Junta de Andalucía. Es entonces, con fecha 26 de noviembre, cuando desde la Junta se le envía un correo en el que se le informa de cuál es la normativa vigente y se le hace constar, igualmente, que pueden abrir hasta las ocho de la tarde.

La confusión se ha creado porque existe una contradicción en el BOJA publicado el pasado lunes 23 de noviembre. La parte expositiva de la orden no coincide con el articulado de la parte dispositiva. Por tanto, independientemente de que la Policía Local esté siguiendo el estricto cumplimiento de la normativa, Francisca Díaz echa en falta más comprensión. Ante tanta confusión, declaraciones contradictorias del BOJA y de los responsables de la Junta, cree que los agentes podían haber sido más flexibles hasta que se aclarase el asunto. Tampoco se ha sentido escuchada y apoyada por los responsables municipales.

Deja un comentario

Encuestas

De cara a las posibilidades del turismo, ¿influye el hecho de que en Rute hayan cerrado los dos hoteles que había?

Resultados

Loading ... Loading ...

Deja un comentario