El secretario de Asaja Córdoba afirma que el Real Decreto de Convergencia perjudica gravemente al olivar andaluz y de la Subbética

  • Rafael Navas asegura que se pretende eliminar los derechos históricos y las regiones olivareras, y rebajar las ayudas reconocidas al olivar productivo y tradicional

Rafael Navas durante su comparecencia ante los medios

Rafael Navas – secretario general de Asaja Córdoba

El secretario general de la organización agraria Asaja Córdoba, Rafael Navas, se ha trasladado hasta Rute para criticar duramente el Real Decreto de Convergencia dictado y aprobado en el Consejo de Ministros del Gobierno de la nación. Su texto regula las ayudas de la Política Agraria Común (PAC) para las campañas 2021 y 2022. Además, llega antes de que entre en vigor la nueva PAC de 2023. De ahí que Navas afirme que se va a dar a los agricultores “dos hachazos, uno ahora y otro en 2023”. Según ha dicho, las propuestas del Ministerio de Agricultura resultan “tremendamente lesivas” para una comarca como la Subbética, y para el olivar tradicional. Asegura que, en contra de lo que mantiene el ministro de Agricultura, Luis Planas, no cuentan con el consenso de las distintas organizaciones agrarias ni es verdad que lo que el Gobierno propone sea “una exigencia de Bruselas”.

  • Navas acusa al alcalde de Rute de no saber qué está pasado, y al Ministro de Agricultura de cambiar de postura

Para entender el alcance de la “injusticia” que se produce hay que saber, ha dicho Navas, que las ayudas de la PAC tienen su origen en una compensación de renta.  La suma de rentas individuales de cada agricultor son las que han propiciado que España, Andalucía o Córdoba tengan un presupuesto asignado. Este presupuesto se ha generado “gracias a la productividad y el trabajo de los olivareros”. En este sentido, ha recordado que en España hay 2,7 millones de hectáreas de olivar. De ellas, 1,5 millones son de Andalucía y trescientas cincuenta mil hectáreas corresponden al olivar cordobés. De ahí la importancia del campo andaluz y cordobés en la producción del aceite: sólo 1,2 millones de hectáreas se distribuyen entre el resto del país.

Para empezar, según los cálculos de Asaja, con la PAC de 2021 y 2022 y el Real Decreto de Convergencia, los olivareros de Rute y la comarca van a perder en un entre un 10 y un 20%. Cuando se sumen dos años, afirma Navas, las pérdidas “serán de un 40%”. En estos momentos, la ayuda media que recibe el olivar en Rue y la comarca ronda los 410 euros por hectárea, y la del resto de España es de 144 euros. Con el Real Decreto a la Convergencia lo que se pretende es homogeneizar esa medida, penalizando al olivar que ha sido más productivo y al olivar tradicional. Por tanto, Navas, advierte de que a todo aquel que haya recibido una ayuda superior a esa media de 144 euros por hectárea “le pegan un hachazo”.

Otro de los agravios gira en torno a las regiones olivareras que existen. En estos momentos hay cincuenta regiones olivareras reconocidas. Se pretende eliminar esas regiones y homogeneizarlas, sin tener en cuenta los derechos adquiridos por cada una en función de la productividad demostrada. Con la reforma de la PAC de 2023, con un10% menos de presupuesto, llegará “el segundo hachazo al olivar”. Igualmente, con esta reforma se eliminarán los derechos históricos, vinculando las ayudas con la tierra y no con los derechos adquiridos por los agricultores. También se ampliará la superficie potencial que recibe ayudas. Asimismo, no se va a permitir la pluriactividad. Para recibir ayudas los ingresos derivados de la actividad agraria deben ser superiores al 30% de su renta. Esto significa que cualquier persona que tenga otro negocio y algo de olivar que complemente su actividad no recibirá ayudas.

Críticas al alcalde de Rute y el Ministro de Agricultura

En resumen, con las PAC previstas habrá menos presupuestos para las ayudas, se pretende eliminar los derechos históricos, se aumenta la superficie y se eliminan las regiones. Se trata, en palabras de Rafael Navas, de una convergencia “lesiva y acelerada”, con la que se plantea una tasa plana que primará la superficie sobre la producción. Por todo ello, no entiende que el alcalde de Rute y presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, diga que se está intentando poner fin a los agravios de los agricultores. Son unas declaraciones que Ruiz hizo durante la visita a Córdoba del ministro de Agricultura. Según Navas, Antonio Ruiz “o bien no se ha enterado de qué va la cosa, o no se lo han explicado bien, o son declaraciones realizadas con fines partidistas”.

También ha criticado el cambio de discurso del actual ministro de Agricultura, el cordobés Luis Planas. Afirma que en su etapa al frente de la Consejería de Agricultura de la Junta fue un magnífico consejero. Planas defendía en 2013 lo que ahora mantienen las cooperativas y las diferentes organizaciones agrarias, ha dicho Navas, una convergencia gradual.  El representante de Asaja teme que el cambio de postura sea por intentar contentar a vascos o catalanes. Rafael Navas afirma que, de no modificarse nada y continuar con la aplicación de esta tarifa plana y el Real Decreto de Convergencia, los olivares de Andalucía y Córdoba terminarían perdiendo el 50% de las ayudas europeas y el olivar de la comarca, hasta un 61%. Por eso, anuncia movilizaciones y manifestaciones del sector para evitar lo que, a su juicio, es “una gran injusticia” para el campo andaluz.

Deja un comentario

Encuestas

De cara a las posibilidades del turismo, ¿influye el hecho de que en Rute hayan cerrado los dos hoteles que había?

Resultados

Loading ... Loading ...

Deja un comentario