El Belén de Chocolate trae a Rute la Alsacia francesa

  • La temática de este año se centra en esta región del noreste galo mientras que Productos Garrido reproduce en merengue a la Virgen de la Cabeza de Andújar

Hay viajes que suponen miles de kilómetros de camino para “sólo ver” el paisaje de destino. Otros, en cambio, no requieren moverse del sitio y su huella penetra a través de otros sentidos. Tal es el poder de la imaginación. En Rute, el Belén de Chocolate lleva veinte años haciendo viajar al visitante a través de los olores que desprende el obrador de Galleros Artesanos. Como recuerda su gerente, Jorge Garrido, él y sus hermanos Ramón y Victoria pensaron hace dos décadas en algo que aunara la celebración de la Navidad y una de las principales materias primas de la casa.

Desde entonces, sus aromas y la recreación minuciosa de sus maestros pasteleros han sentado las bases para que la imaginación vuele desde Rute hasta cualquier rincón del mundo y de la Historia. El Belén ha crecido en tamaño, desde los trescientos kilos del primero a los más de mil trescientos del actual. También lo ha hecho en creatividad, incorporando chocolate blanco o mazapán. Este año se traslada hasta la Alsacia, en Francia. Sus calles, figuras y construcciones recrean los pueblos típicos de esta región del noreste galo, limítrofe con Alemania y Suiza. Jorge Garrido confiesa que ha visitado más de una vez la zona y le encanta, ya que parece “sacada de un cuento”.

Se empezó en marzo y justo entonces se decretó el estado de alarma por el coronavirus. Ello ha obligado a acortar después los plazos para su terminación. Aun así, se ha podido poner en la punta para abrirlo al público con todo el protocolo anti Covid-19. Idénticas medidas hay en la empresa hermana, Productos Garrido, en cuyas instalaciones se ha recreado con un total de ciento veinte kilos de merengue y claras de huevo a la Virgen de la Cabeza de Andújar. La Morenita se suma a otras imágenes religiosas reproducidas a escala en años anteriores, como el Cautivo, el Gran Poder o la Virgen del Rocío. Éstas forman parte de la sala de pasos procesionales, que actualmente se ubica en Galleros.

Por lo que se refiere al desarrollo de la campaña de Navidad, Jorge Garrido apunta que ha arrancado con las lógicas dudas, pero con mucha ilusión. Ha habido reuniones con la asociación Rute Turismo y con la concejala María Dolores Peláez, “que se está volcando”. De momento, el largo fin de semana del 12 de octubre, con la Fiesta Nacional, ha servido de termómetro para medir la respuesta de los clientes. Sin llegar a alcanzar los picos que se registran cada año en el puente de la Constitución, el flujo de gente ha sido notable en esos tres primeros días de apertura de las instalaciones.

Deja un comentario

Deja un comentario

Encuestas

De cara a las posibilidades del turismo, ¿influye el hecho de que en Rute hayan cerrado los dos hoteles que había?

Resultados

Loading ... Loading ...

Deja un comentario