Se publica una antología con la poesía amorosa de Ángeles Mora

  • “Érase un chico que no tuvo un gato” es el título de la compilación publicada por el Ayuntamiento de Lucena, dentro de la colección “El orden del mundo”

El Palacio de los Condes de Santa Ana se llenó para la presentación

La noche fría, desapacible y hasta lluviosa del 11 de enero contrastó con el ambiente cálido que se vivió en el Palacio de los Condes de Santa Ana, en Lucena. Allí se presentó el nuevo libro de Ángeles Mora. Por ello, entre el público que abarrotaba la sala, se pudo distinguir a varios paisanos que desde Rute se acercaron a arropar y reencontrarse con la Hija Predilecta de la Villa. Entre ellos, estuvieron el también poeta y profesor de Literatura, Francisco David Ruiz, el escultor Luis Manuel García o la concejala de Cultura, Ana Lazo. Con el sugerente título de “Érase un chico que no tuvo un gato”, el libro es una antología de la poesía amorosa de la autora. Además, incluye tres poemas inéditos: “Cosas que suceden allá arriba”, “Canción araña” e “Intimidades”. Está editado por el Ayuntamiento de Lucena y forma parte de la colección “El orden del mundo”, de la joven editorial lucentina del mismo nombre, dirigida por Jacob Lorenzo.

Nacida en Rute en 1952, Ángeles Mora se licenció en Filología Hispánica por la Universidad de Granada. Allí conoció además a Juan Carlos Rodríguez, catedrático de Literatura y figura clave como teórico e ideólogo literario. Él es ese “chico que no tuvo un gato”, el destinatario de estos poemas. El librito presenta una edición primorosa, que cuenta con una nota introductoria de la poeta jienense afincada en Granada Mónica Doña, que también asistió a la presentación. De la ruteña destacó que se desmarca de otros autores coetáneos, que rehúyen la temática amorosa por el riesgo de caer “en la cursilería”. Mora no sólo no incurre en ella sino que sale airosa con originalidad. Como subrayó Doña, para nuestra paisana en el amor la suma de dos no da como resultado uno solo, sino que ambas partes mantienen sus respectivas individualidades.

Al término del acto, Ángeles Mora firmó ejemplares a los asistentes

Varios intervinientes pasaron por el atril antes de la lectura de Ángeles Mora. Entre ellos, estuvo el alcalde de Rute, Antonio Ruiz, en su doble condición de paisano de la escritora y presidente de la Diputación. Ruiz insistió en que presentar un libro siempre es reseñable. Si además, se trata de un libro de poemas, se convierte en “un acto de rebeldía”. Por eso, elogió la iniciativa de Jacob Lorenzo y del “atípico” concejal de Cultura el Ayuntamiento lucentino, Manuel Lara Cantizani. Como licenciado en Filología Hispánica, Lara Cantizani encumbró la figura de Ángeles Mora, ligada a la de su marido, “un filósofo de la Literatura”. También intervino el alcalde de Lucena, Juan Pérez. Procedente del mundo de las ciencias, señaló los interesantes juegos y paralelismos que se pueden establecer entre la poesía y sus adoradas Matemáticas.

El colofón, como no podía ser de otra forma, lo puso la creadora. Leyó lo más selecto de su libro, con la emoción que suponía recordar permanentemente en cada verso a su marido. Incluso se quebró en el último de los inéditos, escrito tras el fallecimiento de Rodríguez, bajo “su llama deslumbrante”. Tras esta emotiva lectura, Ángeles Mora pasó un largo rato conversando, firmando y dedicando los ejemplares que de forma gratuita se habían entregado a los asistentes.

Deja un comentario