Las cofradías confían en que la lluvia no aparezca en los días centrales de la Semana Santa

  • Pese a que el cielo estaba encapotado, el Cristo de la Misericordia pudo completar su recorrido

  • Las distintas hermandades de Pasión coinciden en que los pasos lucen plenamente en la calle

semanasanta2
La procesión del Cristo de la Misericordia amplió su recorrido sin dejar otros puntos como el paso por el Ayuntamiento

Rute se prepara para los días centrales de su Semana Santa. Las cofradías de Pasión afrontan estas fechas sin quitar ojo de las previsiones meteorológicas. Pese a que se venía anunciando una mejoría a partir del Miércoles Santo, la aparición de la lluvia en el Domingo de Ramos ha hecho que nadie se fíe. Ese día, la Borriquita tuvo que resguardarse en San Pedro y por la noche la Vera Cruz aceleró el paso de su estación de penitencia, con las imágenes de Jesús Amarrado a la Columna y la Virgen de la Sangre. Ya en la noche del Martes Santo, a pesar de que el cielo estaba encapotado, el Cristo de la Misericordia pudo completar su recorrido sin incidencias.

Este recorrido ha estado lleno de novedades, que ha incorporado la actual junta de Gobierno. Así, el cortejo ha contado por primera vez con un grupo de acólitos portando los ciriales. Además, junto a los peculiares tambores de sonido sordo, que abrían la comitiva, este año ha tocado el grupo de música de capilla “Mare Nostrum”, justo detrás del Cristo. Por último, otra novedad destacada es que se amplió el recorrido, incluyendo más tramos del Barrio Alto. Por lo demás, uno de los momentos de más recogimiento se vivió al llegar a la ermita de San Pedro. En esta ocasión, en lugar de permanecer en el llanete, la talla fue introducida en la ermita, junto a las imágenes del Cristo de la Expiración, Jesús de la Humildad y la Soledad de Nuestra Señora.

Ahora llegan los días centrales y las cofradías ruteñas mantienen la incertidumbre, a la espera de que los pasos puedan lucir en la calle. Las novedades y los preparativos los han dado a conocer en los programas especiales que un año más ha emitido Radio Rute. En ellos se ha podido escuchar además marchas de la Banda Municipal y la Agrupación Musical Santo Ángel Custodio dedicadas a imágenes ruteñas. Por orden cronológico, en la noche del Miércoles Santo el turno es para Jesús de la Rosa y Nuestra Señora del Mayor Dolor. La procesión presenta importantes novedades, como el estreno de una túnica de Jesús de la Rosa, en color granate, regalo de los hermanos mayores. Otro cambio importante está en la salida, tras las reformas en el arco de la puerta lateral de la iglesia. Ello permite que Jesús de la Rosa pueda salir antes que la Virgen y que toda la comitiva entre y salga por la misma puerta.

En el caso de la procesión de Jesús de la Humildad (el entrañable “Abuelito”) y la Soledad de Nuestra Señora, el presidente de la hermandad, Pedro Antonio Aguilera, ha señalado que las novedades son más bien a nivel interno de conservación del patrimonio de la ermita. Aguilera se decanta por los momentos del recorrido en San Pedro, por lo unido que está este barrio a sus dos titulares, pero sabe que también es una tradición la subida del Abuelito a paso ligero por el Cerro, en contraste con la subida solemne de la Virgen. Después, se ha consolidado la entrada de cada imagen por un lateral del Llano, así como la llegada a su templo. Para la mañana del Viernes Santo, con las imágenes del Nazareno y Nuestra Señora de los Dolores, el presidente de la cofradía, Javier Ramírez, asegura que no hay un momento en que no se sientan acompañados. Se une el hecho de ser día festivo, no laborable, y que tienen un horario matinal en que se puede congregar gente en cualquier punto.

Tradicionalmente, el Viernes Santo es el día de más procesiones en Rute. El año pasado se sumó la salida del Cristo de la Vera Cruz, antes del Santo Entierro (perteneciente la misma cofradía del Nazareno). Y aún queda la salida de Nuestra Señora de la Soledad, que parte justo en la medianoche desde la capilla de San Cristóbal, junto al Cementerio. Acompañando a la Virgen va un grupo de tambores sordos que dan ese toque de solemnidad, respeto y silencio que impone esta procesión. Aparte del silencio y el recogimiento, otra peculiaridad es que es la única que pasa por el Chorreadero. Desde hace unos años, la Semana Santa de Rute está completa con la procesión de Jesús Resucitado. Este año además presenta el aliciente de ver por primera vez en la calle, ampliando el Misterio, la figuras de María Magdalena y un soldado romano. De esculpirlas se ha encargado el imaginero sevillano Marco Antonio Humanes López, autor también de la talla del Resucitado. Ahora sólo resta que, en efecto, la meteorología dé una tregua y estos pasos, como desean las cofradías, puedan lucir plenamente en la calle.

Deja un comentario

Encuestas

De cara a las posibilidades del turismo, ¿influye el hecho de que en Rute hayan cerrado los dos hoteles que había?

Resultados

Loading ... Loading ...

Deja un comentario