Rute tiene a su población de más de 40 años con la pauta de vacunación completa

  • Los mayores de 30 años tienen al menos una dosis, aunque desde el Centro de Salud advierten de problemas para contactar por teléfono con los jóvenes

El ritmo de vacunación está permitiendo inmunizar a la mayoría de la población ruteña

Vacunación y nivel de incidencia en Rute

La vacunación prosigue a buen ritmo en Rute. Encarnación Siendones, enfermera del Centro de Salud, aclara que el seguimiento se hace por la fecha de nacimiento. Así, ya se ha administrado la primera dosis hasta 1991. Y la segunda la están recibiendo los nacidos de 1981 a 1983. Por tanto, toda la gente de treinta años en adelante tiene al menos una dosis y los mayores de cuarenta tienen la pauta completa. Siempre hay excepciones. Calcula que con un 25% de la población no se ha podido contactar.

  • Cualquiera de más de treinta años a quien no se haya llamado debe acercarse al Centro de Salud, o un familiar con el carnet de identidad del afectado

Siendones remarca que el problema se acentúa en la gente de treinta y pocos años hacia abajo. Son personas que, por su propia juventud, “van poco al Centro de Salud”. Con frecuencia, los datos telefónicos de su historial corresponden a “un fijo que ya no existe”. La enfermera insiste en que cualquiera de treinta años en adelante que no haya recibido una llamada debe acudir al centro. Si le es imposible, puede acercarse algún familiar presentando el carnet de identidad del afectado o su tarjeta sanitaria.

También hay quien ha renunciado de forma voluntaria. Tan pronto como no dan con alguien o renuncia, se busca a otra persona, siempre por teléfono, para que vaya en su lugar. La mayoría de los que no se localizan son jóvenes y conforme avanza la edad ese porcentaje se reduce. En cuanto al tipo de vacuna, insiste en que se sigue un protocolo por edad. De ahí que la mayoría de las que se administran en Rute sean Pfizer y en menor medida AstraZeneca. También se han puesto algunas monodosis de Janssen y en los próximos días recibirán una partida de Moderna. Los intervalos entre la primera dosis y la segunda dependen del suero: en Pfizer es de tres semanas, en Moderna cuatro, y en AstraZeneca era de doce semanas, aunque ahora se aconseja reducirlo a diez.

Siendones recuerda que en el Centro de Salud se vacuna a personas de todo el término de Rute, es decir, el casco urbano y las aldeas, aunque Zambra y Los Llanos cuenten con su propio consultorio médico. Distinto es lo que ocurre con las PCR o los tests de antígenos, que se hacen a gente de Rute e Iznájar. En las últimas semanas hay más jóvenes que recurren a estas pruebas, pero puntualiza que no siempre obedece a un posible contagio sino también de cara a alguna intervención.

Otro punto que remarca es que la vacuna “no garantiza la inmunidad absoluta”. Por un lado, debe transcurrir un tiempo con la dosis completa Y por otro, esa inmunidad significa que, en caso de contagio, los efectos serían mínimos, pero no anularía la posibilidad de trasmitir el virus. Por todo ello, aconseja que incluso la gente vacunada mantenga las medidas y siga llevando mascarilla cuando así se indique. No obstante, reitera que en Rute “vamos muy bien”. De hecho, la tasa de contagio sigue por debajo del centenar. Ya la cuarta ola apenas tuvo incidencia en la localidad y otro tanto está ocurriendo con la quinta, aún en fase incipiente.

Deja un comentario

Encuestas

De cara a las posibilidades del turismo, ¿influye el hecho de que en Rute hayan cerrado los dos hoteles que había?

Resultados

Loading ... Loading ...

Deja un comentario