Rute da la bienvenida a la Navidad

  • Los museos temáticos del municipio abren sus puertas en el puente del Pilar para contemplar sus atractivos y saborear nuestros productos gastronómicos

Faltan aún dos meses y medio para Nochebuena, pero en Rute el aroma de la Navidad ya se puede respirar y, literalmente, paladear. Desde hace unos años el 12 de octubre marca el arranque oficioso de la campaña de Navidad. En torno a la festividad del Pilar, los museos gastronómicos abren sus puertas, tras un año muy limitado en las visitas por la pandemia, con las novedades de temporada. Así, el Belén de Chocolate, que desde hace más de dos décadas presume de ser el más grande de España, está dedicado en esta edición al cacao. Según su director, Jorge Garrido Reyes, están representadas varias zonas del mundo en las que se cultiva esta materia prima, como África y América. También está hecha en chocolate una reproducción del “Guernica”, que se sumarán a las que ilustran estas instalaciones y las del Museo del Turrón.

  • Tras una campaña con las visitas restringidas, los museos vuelven a abrir para contemplar de cerca todas sus excelencias gastronómicas y artísticas

Otro museo con dos décadas de andadura es el del Azúcar. Sus salas acogen desde los monumentos más emblemáticos de Andalucía a la Basílica de Roma o el mundo de fantasía de Disney. En los últimos años, Juan José Garrido ha tomado el relevo con los diseños como el Taj Mahal. Asimismo, hay un espacio para el fútbol, con los escudos de los equipos de las capitales andaluzas. La novedad del año pasado, la Ópera de Sídney, apenas se pudo ver por las restricciones sanitarias. De ahí que se haya apostado por exponerla de nuevo.

El otro producto más emblemático de Rute, el aguardiente, cuenta igualmente con sus museos temáticos. El primero en abrir fue el Museo del Anís. Su director, Anselmo Córdoba, apuesta por una agenda promocional intensa y una decoración original de farolillos para “la feria de la Navidad”. Es un guiño más a la tierra, como el del nuevo licor “Esto está canela”. Muy cerca está la destilería decana, Machaquito. Su apartado museístico incluye en la decoración las imágenes de algunos responsables históricos de la centenaria destilería. Su actual coordinador, Francisco Reyes, ha destacado que este año se amplía el horario de apertura al mediodía y la sobremesa. Y aunque no tienen museo propiamente dicho, las otras dos destilerías del pueblo, Altamirano y Raza, también abren para degustar su oferta y conocer el proceso de destilación.

Junto a anisados y dulces de navidad, el tercer vértice de los atractivos gastronómicos de Rute lo constituyen sus jamones y embutidos. El Museo del Jamón cuenta con un reclamo de la talla de Miguel de Cervantes, con las citas del inmortal autor del Quijote en las que ensalza la calidad de este producto. Pero también en su interior se puede conocer cómo se hacía antiguamente la “matanza”. De igual modo, el Museo de la Chacina es otro rincón donde recorrer la historia y los utensilios para la elaboración de estos productos. Como novedad, toda su oferta se ha adaptado para el público celíaco.

Dulce o salado, comer o beber, siempre con moderación, los atractivos gastronómicos de Rute pueden satisfacer cualquier paladar. Los museos temáticos permiten degustarlos y, tras un año de visitas restringidas, verlos de cerca. Sus puertas ya están abiertas para saborear la Navidad más intensa.

Deja un comentario

Encuestas

De cara a las posibilidades del turismo, ¿influye el hecho de que en Rute hayan cerrado los dos hoteles que había?

Resultados

Loading ... Loading ...

Deja un comentario