El paro frena su descenso en julio y sube en Rute en once personas

  • Se sitúa en 746, las mismas de mayo, y se corta una trayectoria de dos meses de recuperación, tras la sangría por la crisis del coronavirus en marzo y abril

Evolución del paro desde enero de 2020 (Fuente: Observatorio Argos)

La recuperación se estanca en Rute al cabo de dos meses en que se había logrado taponar la sangría económica generada por la crisis sanitaria del coronavirus. Según la información del observatorio Argos, dependiente de la Junta, julio ha concluido con 746 personas registradas en la Oficina de Empleo. Curiosamente, es el mismo número con que terminó mayo. En junio hubo once nuevas altas en el mercado laboral, que son justo las que se han perdido ahora. Lo que sí difiere de forma ostensible es la incidencia del paro femenino. Si bien en todos los casos es mayor que el masculino, en mayo las mujeres desempleadas eran 382, frente a 364 hombres. Aunque con idéntico resultado en la suma, la brecha de julio se ha incrementado: 392 mujeres y 354 hombres.

Poca variación hay, por tanto, mirando con perspectiva, de cara a la recuperación tras el varapalo que supuso el estado de alarma y el confinamiento, con muchos negocios cerrados. Los datos actuales son la consecuencia del drama que supusieron marzo y abril. Entonces el paro se disparó de las 522  personas con que había finalizado febrero a las 724 de un mes más tarde. En abril se recrudecería el drama, con 784 parados, el pico más alto hasta la fecha desde que se desató la crisis del coronavirus.

Otro aspecto que ilustra los estragos de la crisis económica es el balance interanual. En julio de 2019 había 504 parados, cifra no muy alejada de los 473 de diciembre o los 478 que había a finales de enero. De hecho, Rute lleva más de tres años, desde que se salió a flote de la última crisis económica, en una horquilla sin grandes oscilaciones. Hasta marzo pasado, el número de desempleados nunca había bajado de 450 personas (diciembre de 2018), pero tampoco se había ido por encima de las seiscientas, desde las 590 registradas en octubre de 2016, mes que marcó el inicio de la anterior recuperación.

El mayor problema es ése, que a nivel laboral llueve sobre mojado. Que el paro haya aumentado en julio no supone una novedad, ya que tradicionalmente es un mes de destrucción de empleo en Rute. Desde que Argos empezó a gestionar para la Junta de Andalucía estos datos en 2005 sólo ha habido una excepción. Fue en 2013, en el corazón de la crisis de principios de esa década. Entonces el paro bajó respecto a junio, de 810 a 797 personas. Ése ha sido de hecho el peor julio de la serie histórica de Arcos, frente al menos malo, que fue justo el de 2005, con “sólo” 344 desempleados.

Deja un comentario

Encuestas

De cara a las posibilidades del turismo, ¿influye el hecho de que en Rute hayan cerrado los dos hoteles que había?

Resultados

Loading ... Loading ...

Deja un comentario