El paro da una tregua en Rute tras el notable repunte sufrido en abril

  • La cifra de inscritos en la Oficina de Empleo baja en cuatro personas y se sitúa en 524

Después de desbocarse en marzo, el desempleo levanta el pie del acelerador y da un leve respiro. Según el último informe del Observatorio Argos, que proporciona los datos de toda la comunidad para la Junta de Andalucía, en Rute ha habido 524 parados en abril. Son apenas cinco menos que en marzo, pero sirven para frenar la sangría que se había experimentado. No hay que perder de vista que el mes anterior trajo el mayor repunte tras el estado de alarma, con 45 parados más que en febrero. La crisis en el transporte, con el encarecimiento de los carburantes, y la escasez de determinadas materias había acarreado esos otros daños colaterales.

Por sexos, lo más significativo es que en ambos baja, aunque, lógicamente, sea de forma testimonial. En concreto, de los 524 desempleados, 226 son hombres, uno menos que el mes pasado, y 298 mujeres, cuatro menos. A pesar del descenso general, el número de parados continúa por encima del umbral de quinientos, una cifra que se había rebajado durante cuatro meses seguidos, de noviembre a febrero, consolidando la buena tendencia tras los peores momentos de la doble crisis sanitaria y económica. De hecho, la dinámica, vista con perspectiva, sigue siendo esperanzadora. En el balance interanual, ahora mismo hay 185 personas paradas menos que en abril de 2021.

En general, mirando la evolución histórica, contrasta esta bajada, por leve que sea, con la tónica habitual. Desde que Argos comenzó a gestionar estos datos en 2005, abril es un mes donde el paro suele aumentar, con subidas fuertes en muchos casos. Sin contar lo ocurrido a raíz de la pandemia, en la anterior década ha habido aumentos notables en este mismo periodo. Entre ellos, los casos más extremos se dieron en 2012, con 92 parados más, y 2014, con 68 más. Que ahora se haya invertido esa tendencia, aunque sea de manera testimonial, invita a pensar que lo de marzo de este año fue algo coyuntural, motivado por las circunstancias del momento.

Deja un comentario