“La nada y el silencio” refleja las represalias franquistas en Priego de Córdoba tras el golpe de Estado del 36

  • Su autor ha constatado cómo en este pueblo, lejos de no ocurrir nada, los vencidos fueron vejados, humillados, desprovistos de bienes y fusilados

El historiador Arcángel Bedmar, la concejal de Cultura, Ana Lazo, y el autor del libro, Jesús Cuadros

Presentación libro La Nada y el Silencio

En la historiografía local de Priego de Córdoba siempre se ha sostenido que en este pueblo de la Subbética “no ocurrió nada” tras el golpe de Estado del 18 de julio de 1936. Sin embargo, los relatos y las experiencias que Jesús Cuadros Callava tuvo la oportunidad de conocer le llevaron a indagar sobre este período de la historia de su pueblo natal. Este prieguense estudió Magisterio y se licenció en Historia Contemporánea por la Universidad de Granada. Es académico y director del Archivo Municipal de Priego de Córdoba. Además, desde 1997 es responsable editorial de “Legajos, Cuadernos de investigación Archivística y Gestión Documental”. Ahora ha escrito el libro titulado “La Nada y el Silencio”, que versa sobre las represalias políticas, económicas y de carácter personal que sufrieron los vencidos de la Guerra Civil española. El libro recoge las detenciones, ejecuciones, incautación de bienes y el control emocional y psicológico que se ejerció sobre la población tras el golpe de Estado del 36.

Jesús Cuadros firmando su libro
  • Para el historiador Arcángel Bedmar, no se trata de abrir heridas sino de cerrarlas y que las víctimas conozcan la verdad

La obra se presentó en Rute el pasado sábado 23 de noviembre en el salón de actos del Edificio Alcalde Leoncio Rodríguez. De conducir e introducir las intervenciones se encargó la concejala de Cultura, Ana Lazo, quien destacó la labor que llevan a cabo los historiadores para que determinados acontecimientos se conozcan y no se olviden. Para Lazo, esta labor es “más necesaria que nunca”. Al profesor e historiador Arcángel Bedmar le correspondió hablar del contenido del libro y del contexto histórico que lo justifica. Para empezar, dijo que los militares que protagonizaron en España el golpe de Estado del 18 de julio de 1936 tenían muy claro que la violencia sería el arma principal para asegurar su victoria.

En la represión que se desató en Priego tuvo mucho que ver un militar ruteño, el teniente de la Guardia Civil Francisco Roldán Écija, que ejerció allí de comandante militar desde el 4 de agosto de 1936. Bajo su mandato, como se puede ver a través de los hechos narrados en el libro, se desencadenó una auténtica carnicería. Como consecuencia del golpe de Estado, dos Españas, la España republicana y la España franquista, lucharon en una cruenta Guerra Civil, en la que murieron miles de personas de uno y otro bando. Sin embargo, la represión franquista y la republicana durante la guerra civil no fueron iguales. En concreto, en la provincia de Córdoba hubo 11582  muertos republicanos frente a 2346 franquistas, según las investigaciones del historiador Francisco Moreno Gómez.

Arcángel Bedmar explicó cómo la dictadura de Franco ofreció reparación a sus víctimas, y a la vez recuperó y honró su memoria. Sin embargo, para los perdedores la finalización de la guerra supuso un nuevo calvario. En el libro de Jesús Cuadros se relatan las múltiples manifestaciones de la represión en Priego. Siguieron un esquema similar en todos los pueblos de la zona franquista: el cese de las autoridades republicanas, la depuración de funcionarios y maestros, la supresión de derechos y libertades, las detenciones y torturas, los fusilamientos, la humillación y el rapado de la cabeza de las mujeres, la represión económica y cultural, la colaboración de la Iglesia, o la lucha contra la guerrilla. Por tanto, para el historiador, esta llamada al olvido es muy grave porque implica, por un lado, que las víctimas republicanas y sus familiares nunca tendrán derecho a la verdad, a la justicia y a la reparación, ya que se las condena al silencio y a no saber lo que ocurrió. No se trata de abrir heridas sino de cerrarlas, concluyó.

El autor del libro afirma que tras la guerra las clases populares represaliadas en Priego de Córdoba fueron privadas de toda voz. Afirma que, lejos de no pasar nada, como siempre se había mantenido, se llevó a cabo una caza feroz, tanto en Priego de Córdoba  como en sus aldeas, de todos aquellos que no eran del régimen. Los republicanos fueron perseguidos, humillados, fusilados y desprovistos de sus bienes. En esta ciudad del sur de Córdoba se han contabilizado treinta y seis militares fallecidos del bando republicano, de los cuales catorce están catalogados como desaparecidos. En el libro también se reflejan las condiciones de vida de los prieguenses republicanos encarcelados, explotados o que estuvieron en campos de concentración. Según Cuadros, no se puede ocultar la historia. Considera que es hora de cerrar un capítulo tristemente oculto y ve necesario conocer la verdad de lo ocurrido.

Deja un comentario

Encuestas

¿Crees que ya se nota en algo que Rute es Municipio Turístico de Andalucía?

Resultados

Loading ... Loading ...

Deja un comentario