La garganta del río La Hoz y el pantano ofrecen unas estampas espectaculares tras las últimas lluvias

  • Desde el pasado día 25 de febrero se han recogido más de 100 litros por metro cuadrado

  • Pese a las precipitaciones caídas en el tramo final, febrero ha seguido siendo un mes seco

El cambio de paisaje ha sido radical desde que el pasado 25 de febrero comenzase a llover y entrase la borrasca atlántica Emma. Desde entonces ha llovido de forma ininterrumpida todos los días. En especial, destacaron el 28 de febrero y el 1 de marzo. En esas dos jornadas cayeron 23,2 y 23,8 litros por metro cuadrado, respectivamente, según los datos de la estación de la Agencia Estatal de Meteorología recogidos en Rute por Antonio Navajas. La tormenta y las lluvias del primer lunes de marzo dejaban 5,8 litros más, situando esta serie continuada de precipitaciones en 115 litros.

La lluvia caída ha provocado que diferentes parajes de la Subbética cordobesa recobren su magnitud. Uno de ellos, el del entorno del río La Hoz, ha devuelto imágenes insólitas que evidencian la grandiosidad de dicho paraje. De hecho, han sido muchos los ruteños y vecinos de los alrededores que pese a las precipitaciones se han trasladado hasta el lugar para disfrutar de su belleza. Y es que no es usual ver el salto de agua de cerca de treinta metros que ofrece la cascada que atraviesa este manantial.

También el Pantano de Iznájar ofrece otra de las estampas más bellas y espectaculares tras las últimas precipitaciones. Es desde luego una imagen muy diferente a la que presentaba en octubre del año pasado, cuando de los 981 hectómetros cúbicos de su capacidad, apenas si tenía 232. En estos momentos, tiene 327. En sólo una semana, ha ganado 24 hectómetros cúbicos y ha subido su caudal en un 2,45%. Pese a todo, según AEMET, ha concluido de nuevo un mes seco, con un déficit del 22,3% respecto al último periodo de referencia (1991-2010). No en vano, aunque el embalse se halla ahora mismo al 33,3%, dista mucho del 48,42%  que tenía hace justo un año por estas fechas.

Sin tener aún su nivel máximo, el Pantano de Iznájar ofrece una estampa más espectacular (Foto: Daniel Miranda)

Durante todo el mes de febrero el total de agua acumulada ha sido de 53,3 litros. El déficit hídrico se incrementa hasta un 28,7% si se tiene en cuenta el total acumulado desde que se inició el año meteorológico en septiembre. De momento, el total de agua acumulada desde que empezó el año agrícola asciende a 391,9 litros por metro cuadrado. Aún están muy lejos de los 1123,4 litros recogidos durante el período 2012-2013. La segunda marca de la que se tiene constancia, desde que comenzó a hacerse un cómputo oficial, en 1970, fue la correspondiente al período 2009-2010. Entonces se alcanzaron 1120,8 litros. El tercer registro de precipitaciones del que hay constancia y que supera los mil litros corresponde a 1995-1996. El total de agua acumulado en ese ejercicio se elevó hasta los 1002 litros.

Deja un comentario

Encuestas

De cara a las posibilidades del turismo, ¿influye el hecho de que en Rute hayan cerrado los dos hoteles que había?

Resultados

Loading ... Loading ...

Deja un comentario