La crisis levanta el pie y el paro baja en mayo en Rute en 38 personas

  • Ha sido la primera vez en los últimos tres meses desde que se decretó el estado de alarma en que el empleo ha crecido tras las caídas de marzo y abril

Por primera vez al cabo de dos meses la oficina del INEM ha registrado nuevas altas en los contratos

La creación de empleo también parece vivir su propia desescalada. Tras dos meses con un aumento sin precedentes del paro, mayo ha dejado los primeros datos para la esperanza. Según el observatorio Argos, dependiente de la Junta, en el último mes se han reenganchado 38 personas en Rute a la actividad laboral. El día 4 había entrado en vigor la llamada fase cero. Ha transcurrido, pues, justo un mes hasta la actual fase dos de la desescalada. La paulatina reapertura de negocios ha tenido su traducción inmediata en la generación o recuperación de puestos de trabajo. Se ha notado en especial en la población masculina, ya que 35 de esos contratos eran para hombres. Ello ha hecho que, al igual que había ocurrido en marzo, el paro haya incidido más en las mujeres, con 382 frente a 364 varones. En abril, en cambio, esa dinámica, se había invertido.

Pese a la recuperación, el número de desempleados en Rute es de 746. Sin embargo, deben animar al optimismo los 38 contratos firmados en un mes tradicionalmente malo para la generación de empleo. En la serie histórica de Argos, que arranca en 2005, desde que dicho observatorio asumió la gestión de los datos autonómicos, sólo ha habido seis ejercicios en que el paro ha bajado en Rute en mayo. Además, con frecuencia han sido bajadas testimoniales, que no superaban la decena de personas. Sólo en 2012, en plena crisis, y en 2016 se puede hablar de una generación notable de empleo, con 44 y 49 nuevas altas en la Seguridad Social. La de ahora es la tercera mejor cifra de este mes.

La situación dista mucho de ser la de finales de febrero. No en vano, a pesar de esta recuperación, el de 2020 es el segundo peor mayo de la serie histórica, igualado con el de 2015, donde también hubo 746 parados. Sólo en 2013, en plena crisis, los datos a final de ese mes fueron peores, con 822 desempleados. El problema es de dónde se partía. El coronavirus ha dejado otro daño nada colateral, sino más que directo. Por el camino, aún hay en Rute 224 personas que en febrero trabajaban y no saben cuándo volverán a hacerlo. Curiosamente, la cifra es muy similar a la del balance interanual. A estas alturas en 2019 había 510 parados, es decir, 236 menos que ahora. No obstante, mayo, mes luminoso por antonomasia, invita a pensar que, al igual que ocurre con la crisis sanitaria y los contagios, también en el empleo se empieza a ver la luz.

Deja un comentario

Encuestas

De cara a las posibilidades del turismo, ¿influye el hecho de que en Rute hayan cerrado los dos hoteles que había?

Resultados

Loading ... Loading ...

Deja un comentario