El Club Baloncesto Rute sigue creando cantera con secciones como la de minibasket femenino

  • El grupo entrenado por Antonio González se creó el año pasado, aunque ha sido esta temporada cuando se ha federado para entrar en competición

Las jugadoras de esta sección en el encuentro que supuso la victoria ante Puente Genil

Sección de minibasket del C.B. Rute

Después de que se gestara el año pasado, la sección de minibasket femenino del Club Baloncesto Rute está por primera vez esta temporada en competición. Hasta ahora se limitaban a entrenar y disputar algún amistoso. El presidente del club, Antonio Henares, les buscaba encuentros con equipos de la provincia en la misma situación, como Lucena o Fuente Palmera. Su responsable es Antonio González, que cuenta con un grupo de once jugadoras, de 11 y 12 años de edad. Han necesitado un período de rodaje y adaptación a los partidos. Jugadoras como Olga González confiesan que se nota el salto. Han tenido que acostumbrarse al hecho de que el rival “también juega”.

  • Siguiendo la filosofía del club, se inculca como objetivo principal que las chicas disfruten con el deporte

Irene González recuerda la sorpresa de afrontar situaciones “que no se habían visto en los entrenamientos”. Es la última etapa del proceso de aprendizaje. El entrenador subraya que primero debían conocer los fundamentos: “manejo del balón, bote, tiro…”. Con un rival enfrente, hay que acostumbrarse a otros conceptos como defender. Ana Carmona admite que se pueden “desorientar” situándose en la pista. Como en todo, las diferencias más notables se dan contra equipos que llevan más años compitiendo.

Aparte del año de rodaje, ayuda que haya mantenido el núcleo inicial. Tan sólo algunas no dieron el paso de federarse. Bien por haberlo practicado en el colegio, por haberse seguido los pasos de alguna amiga o por recomendación familiar, el baloncesto les ha enganchado y quieren seguir practicándolo. Además, todas “hacen de todo”. Antonio González subraya que a esas edades la estatura no difiere de forma significativa. Están en pleno desarrollo y su crecimiento puede variar. De ahí que cada jugadora alterne los puestos de base, escolta-alero o pívot. María Osuna añade que se agradece que en este deporte todo el mundo ataque y defienda, con independencia del puesto.

Otra cosa es el sitio donde cada una se sienta más a gusto. Así, Claudia Sánchez prefiere moverse por fuera, buscando el tiro exterior. Aun así, también han tenido que habituarse a lanzar de lejos, pese a que la canasta esté algo más cerca que en el baloncesto adulto. Como en lo demás, Ana Carmona cree que es cuestión de acostumbrarse. Por la misma razón de que son menores, las dimensiones no las mismas. La pista es más pequeña, también el balón, la línea del tiro libre está a cuatro metros y la del triple a 4,60.

Ahora empiezan a recoger los frutos de todo ese proceso, con un primer triunfo ante Puente Genil que ha supuesto una liberación. Ángela Navas o Ana Carmona advierten que no deben relajarse y sentir que ya han cumplido, pero sí creen que se han quitado esa presión de encima. En este aspecto, su entrenador no deja de insistir, siguiendo la filosofía del club, en que deben divertirse y disfrutar con el deporte. Ha tenido que combinar esa idea con que sus pupilas no se vinieran abajo con la derrota. Con todo, asegura que la mentalidad de sus jugadoras ha sido “muy positiva desde el principio”.

Deja un comentario

Encuestas

¿Crees que la ampliación de Las Salinas arreglará la falta de suelo industrial en Rute?

Resultados

Loading ... Loading ...

Deja un comentario