El Centro de Salud de Rute lleva a cabo audiometrías voluntarias entre sus usuarios

  • La iniciativa ha venido de la mano de la trabajadora social, Purificación García, tras comprobar lo beneficioso de estas pruebas en la vecina localidad de Lucena

Profesionales de Lucena han venido a Rute a hacer de forma gratuita este estudio preventivo

Audio

El Centro de Salud de Rute ha acogido una serie de pruebas de audiometría entre los usuarios que de forma voluntaria quisieran someterse a ellas. Según ha explicado Araceli Reyes, audióloga del centro Efeta de Lucena, la iniciativa surgió a propuesta de Purificación García. La trabajadora social del Centro de Salud comparte tareas entre ambos municipios. La idea se gestó el 3 de marzo del año pasado, Día Internacional de la Audición. Fue al ver que se estaban haciendo estas pruebas en la vecina localidad cuando pensó en traerlas a Rute. Lo que se ha hecho ha sido un “screening auditivo” a cualquier persona que lo deseara para detectar un posible problema de audición.

  • La gente no siempre es consciente de que su oído puede estar afectado y se baja la guardia a la hora de prevenir

Las carencias auditivas se asocian a personas mayores. Sin embargo, Reyes asegura que cualquiera puede sufrirlas. En especial, el estudio es recomendable en quienes estén sometidos a ruidos y noten la más mínima deficiencia. En ocasiones, la pérdida se puede producir por un problema puntual, como un tapón, y basta con ir al otorrino. Pero en los casos crónicos lo ideal acudir a un centro especializado. Por otra parte, existe la “contaminación acústica”. Las generaciones actuales corren más riesgo de perder sus capacidades auditivas. Una simple feria puede ser perjudicial. En los trabajos expuestos a continuos ruidos, como los de la construcción, es necesario protegerse con cascos.

Lo que ocurre es que no siempre la gente es consciente de que su oído se está viendo afectado y se baja la guardia a la hora de prevenir. Incluso se tiene la idea de que no hay por qué preocuparse mientras se pueda oír. Pero estamos ante el habitual problema de salud que, una vez se manifiesta de forma clara, la actuación puede llegar demasiado tarde. Sólo saltan las alertas si no se escucha, y habría que tomar medidas cuando se empieza a no entender. Es un síntoma de que el nervio auditivo está dañado, “y esa parte ya no se puede recuperar”. De ahí que aconseje campañas de este tipo.

Deja un comentario

Encuestas

De cara a las posibilidades del turismo, ¿influye el hecho de que en Rute hayan cerrado los dos hoteles que había?

Resultados

Loading ... Loading ...

Deja un comentario