El Centro de Salud de Rute amplía a tres los tipos de vacunación en la campaña antigripal

  • La vacuna administrada varía en función de la población y la situación clínica de cada persona

  •  Se benefician unos dos mil pacientes, a razón de doscientas dosis diarias en las primeras semanas

Francisco Manuel Lanzas ha destacado que las vacunas cada vez son más específicas para la población que las requiere
Francisco Manuel Lanzas ha destacado que las vacunas cada vez son más específicas para la población que las requiere

Audio

Acaba de comenzar la nueva campaña de vacunación antigripal que cada año promueve la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía. También desde el último lunes de octubre y durante los dos meses siguientes está vigente en el Centro de Salud de Rute. Las vacunas se administran de una a dos de la tarde. Sin duda, la novedad más significativa de este año es que se amplía a tres los tipos de dosis que se administran, al margen de la vacuna del neumococo. Según explica Francisco Manuel Lanzas, enfermero y director adjunto del Centro de Salud de Rute, las vacunas “cada vez van más dirigidas hacia la población que las requiere”. En concreto, las antigripales disponibles en esta campaña son la vacuna de virus fraccionados, inactivados, para mayores de 65 años, que se administra de forma intradérmica; la vacuna de virus fraccionados, inactivados, para mayores de 18, que se administra por vía intramuscular; y la vacuna inactivada de antígenos de superficie, cuya administración es intramuscular o subcutánea profunda.

  • El director adjunto del centro recomienda la vacunación y que las citas se soliciten de forma escalonada
  • El Servicio de Cirugía Menor Ambulatoria permite la atención en casos que no requieren anestesia completa o epidural

Lo que no cambia es el abanico de población que se puede beneficiar y que en nuestro pueblo alcanza a unas dos mil personas. Abarca a todo el mundo desde 65 años, salvo contraindicación. Del mismo modo, entrarían por debajo de esa edad quienes padecen enfermedades crónicas, cardiovasculares, neurológicas, pulmonares, personas “con obesidad mórbida”, anemias, enfermedades hepáticas o neuromusculares, entre otras. Asimismo, está recomendada para los llamados “grupos de riesgo”. Ahí se engloban “gremios” o colectivos que trabajan con el resto de la población, como bomberos, policías, agentes de la Guardia Civil o incluso grandes empresas con un número considerable de integrantes.

Lanzas reconoce que aún hay gente reacia a vacunarse. No deja de ser chocante, al tratarse de una enfermedad contagiosa. Es más, en personas jóvenes no va más allá de pasar unos días en cama, pero en las mayores pueden ser peores las consecuencias. También ha recordado que la dosis de un año no sirve para el siguiente, puesto que el virus muta. De hecho, con esa filosofía se ha diversificado el tipo de vacuna en función de la población a la que va dirigida. El director adjunto ha destacado que el protocolo de actuación de la campaña se pone en marcha mucho antes de que las vacunas lleguen a los pacientes. Se empieza a trabajar entre finales de septiembre y principios de octubre. El hecho de que cada temporada se retrase el comienzo está directamente relacionado con la prolongación del calor del verano.

El siguiente paso es dar las citas, unos días antes de la vacunación en sí. En este punto, Lanzas ha vuelto a apelar a la calma y a no querer solicitar todas las citas en las primeras jornadas. Ante la demanda inicial, entre los dos enfermeros encargados llegan a administrar unas doscientas dosis diarias. El volumen es muy intenso al principio “y luego decrece”. Para Lanzas esto no es del todo lógico, ya que el pico máximo de frío viene más tarde. Por si fuera poco, parece que se olvida que el Centro prosigue con sus tareas cotidianas, atendiendo al resto de pacientes. De ahí que reitere la necesidad de pedir las citas “de forma escalonada”. Para ello, se ha revelado como una vía eficiente solicitarlas a través de la página de InterS@S. Por supuesto, sigue operativo el servicio tradicional en la ventanilla del mismo centro. Lo que sí aconseja es que se acuda a partir de las diez de la mañana, cuando se han cubierto los servicios más inmediatos.

Al margen de la campaña de vacunación, el director adjunto del centro se ha referido al Servicio de Cirugía Menor Ambulatoria. Se trata de una serie de procedimientos que no requieren anestesia completa o epidural. Precisarían sólo de anestesia local en la zona a intervenir. Hasta ahora, estos servicios se venían prestando en las consultas de Dermatología o de Cirugía General del Hospital Infanta Margarita de Cabra. En los últimos años, los profesionales de los centros de salud han recibido la formación necesaria para evitar estos desplazamientos de los pacientes. Por lo general, son intervenciones rápidas como verrugas o quistes, que permiten que el enfermo pueda volver a casa “al cabo de un rato”. Al mismo tiempo, permite “optimizar recursos”. Desde que se puso en marcha, ha permitido a cerca de doscientas cuarenta personas ser atendidas en Rute.

 

Deja un comentario

Encuestas

De cara a las posibilidades del turismo, ¿influye el hecho de que en Rute hayan cerrado los dos hoteles que había?

Resultados

Loading ... Loading ...

Deja un comentario