El Ayuntamiento de Rute dota a la protectora GPAR de un lector de microchip que permitirá identificar a los animales perdidos

  • Desde la administración local también se colabora con las campañas de castración que se llevan a cabo con carácter anual

  • Además, por primera vez se ha dotado una partida de mil setecientos euros en los presupuestos municipales para este colectivo

Dos de los voluntarios de GPAR recibieron el lector de microchip de manos del alcalde y el concejal de Medioambiente

 Entrega del lector de microchip a GPAR

Dos miembros del Grupo de Protección Animal de Rute, GPAR, Dolores Moreno y Antonio Navajas, han recibido de manos del concejal de Medioambiente, José Macías, un lector de microchip. Este lector va a permitir identificar a todos los animales perdidos o abandonados en las vías. Tanto perros como gatos o hurones están obligados a llevarlo. No obstante, los responsables de la propia protectora admiten que no siempre es así. Pese a ello, el nuevo lector va a posibilitar saber si los animales encontrados tienen dueño. Una vez hallados, será la Policía Local o el veterinario los que procedan a identificar a quién pertenece ese animal o mascota.

  • Tanto perros como gatos o hurones están obligados a llevar microchip, pero no siempre ocurre así

Además de este lector de microchip, el Ayuntamiento de Rute colabora con GPAR en la campaña de esterilización anual de animales. Según una de las personas responsable de la protectora, Dolores Moreno, es fundamental que se tomen medidas para que no existan camadas no deseadas. Desgraciadamente, apunta, aún la gente no está lo suficientemente concienciada. En ocasiones se encuentran con cachorros que han sido arrojados en una bolsa a un contenedor. Moreno insiste en que ésa no es la solución. De ahí la importancia de castrar a los animales para evitar embarazos no deseados.

Bajo la custodia de la protectora existen unos ciento veinte animales, más de setenta se encuentra en el refugio y el resto en acogidos en casas particulares. Según Antonio Navajas, otro de los miembros de GPAR, uno de los principales problemas a los que se enfrentan  es el económico. De ahí que el concejal de Medioambiente, José Macías, también haya dado a conocer una partida nominativa de mil setecientos euros que por primera vez se contempla en los presupuestos municipales para este colectivo.

Macías es consciente de que esta ayuda económica no es suficiente para cubrir todo el trabajo que llevan a cabo. Sin embargo, afirma que, junto a otras colaboraciones como las de la campaña de castración o el lector de microchip, pone de manifiesto la firme voluntad del Ayuntamiento de apoyar a la protectora. Finalmente, el alcalde Antonio Ruiz elogió la ingente labor de protección y sensibilización que llevan a cabo GPAR. Según Ruiz, el trabajo que desarrollan no sólo beneficia a los animales sino al resto de la población. Su control y cuidado, añadió, repercuten positivamente en la salud pública.

Deja un comentario

Encuestas

De cara a las posibilidades del turismo, ¿influye el hecho de que en Rute hayan cerrado los dos hoteles que había?

Resultados

Loading ... Loading ...

Deja un comentario